Login

Sign Up

After creating an account, you'll be able to track your payment status, track the confirmation and you can also rate the tour after you finished the tour.
Username*
Password*
Confirm Password*
First Name*
Last Name*
Birth Date*
Email*
Phone*
Country*
* Creating an account means you're okay with our Terms of Service and Privacy Statement.
Please agree to all the terms and conditions before proceeding to the next step

Already a member?

Login

6 cosas que hacer en Lisboa y Arrábida

Hemos seleccionado 6 cosas que hacer, para que pueda disfrutar de lo mejor que ofrece la región de Lisboa. Hay innumerables cosas que hacer en esta ciudad vibrante y cosmopolita, que ha estado en boca de todos por todas las razones correctas.

Lisboa, la capital y mayor ciudad de Portugal, es una urbe de gran riqueza cultural. Con una historia muy antigua, que hace desaparecer sus orígenes en la bruma de los siglos, le encantará descubrir la metrópoli conquistada por D. Afonso Henriques en 1147 y capital del reino desde 1255.

01. Visite Belém

Belém se convirtió en el muelle de partida de barcos y carabelas que descubrían nuevos mundos y en un centro mercantil donde llegaban y se comerciaba con las especias de Oriente. Una proeza celebrada por la Torre de Belém, joya arquitectónica del siglo XVI, cuando Portugal era de hecho una potencia mundial, y por el Monasterio de los Jerónimos, de la misma época, ambos clasificados por la UNESCO, en 1983, como Patrimonio Cultural de la Humanidad. En la parroquia de Belém, también puede visitar el Padrão dos Descobrimentos, el Museo de Carrozas, el Centro Cultural de Belém, el Museo de la Presidencia de la República, entre muchos otros. Ah, y no olvide visitar la Fábrica dos Pastéis de Belém para degustar uno de los ex-libris no sólo de Lisboa, ¡sino de Portugal!

02. Subir al Castillo de São Jorge y pasear por Alfama

El Castelo de São Jorge ocupa la cima de una colina que domina el centro histórico de la ciudad y el río Tajo. Aquí aprenderá un poco más sobre la historia de Lisboa en la exposición permanente y descubrirá vistas únicas paseando por los jardines y el mirador.

Pero no solo los monumentos conforman el alma de una ciudad y, en 2011, Lisboa vio cómo su canción popular, el fado, también era distinguida por la UNESCO como parte del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. En Alfama, además de pasear por las callejuelas que le harán sentirse en medio de un pueblo, podrá visitar el Museo del Fado y asistir a espectáculos en los más diversos restaurantes, bares o casas de fado.

03. Tour Baixa

Paseando por la Baixa, encontrará la Praça da Figueira, la magnífica Estación de Rossio, el Elevador de Santa Justa, verá pasar el tranvía, se sentirá como un lugareño más. Ya con los ojos puestos en el río Tajo, encontramos una de las plazas más emblemáticas: Praça do Comércio, símbolo de la ciudad y de su reconstrucción tras el gran terremoto de 1755. la vista sobre el río Tajo.

04. Descubra Bairro Alto y Chiado

Chiado es un barrio elegante y sofisticado con librerías y cafés de estilo antiguo, donde podemos encontrar una zona comercial tradicional que mezcla establecimientos comerciales antiguos y modernos. El café más famoso de Chiado es «A Brasileira», ya que entre sus clientes pasó el poeta Fernando Pessoa. El Chiado es también un importante espacio cultural, con varios museos y teatros.

Lisboa también es conocida por tener una noche muy animada y concurrida. Bairro Alto es uno de los barrios más antiguos y peculiares de Lisboa, donde reina la calma y la serenidad durante el día y por la noche acoge el movimiento que hace famosa la vida nocturna lisboeta.

05. Ver la ciudad a través de los miradores

Hay innumerables miradores que permiten vislumbrar Lisboa. Elegir el mejor mirador de la ciudad es imposible, pero aquí van algunas sugerencias: Miradouro de Nossa Senhora do Monte; Mirador de Santa Luzia; Mirador de Portas do Sol; Mirador de São Pedro de Alcântara; Miradouro da Graça; Mirador del Jardín de la Colección; Mirador Keil do Amaral; Panorámica de Monsanto; Miradouro do Arco da Rua Augusta; Santuario de Cristo Rei, entre muchos otros.

06. Déjate deslumbrar por la belleza de Arrábida

La belleza de Arrábida se pinta entre el verde de las montañas y el azul del mar. A poco más de media hora de Lisboa, hay muchas razones para salir de la ciudad y darse el gusto de descubrirla. Un territorio que abarca tres condados – Palmela, Sesimbra y Setúbal.

Las aguas cristalinas rodeadas de vegetación y arena blanca ofrecen imágenes dignas de postal. El encuentro de las montañas con el mar se materializa en una especie de cordón de playas, cada una con sus encantos particulares. Lo difícil es elegir: Figueirinha, Portinho da Arrábida, Coelhos, Ribeira do Cavalo, Galapos o Galapinhos, entre otros.

Un lugar que no debe perderse es Cabo Espichel, donde el paisaje es sobrecogedor, entre las oscuras profundidades del mar, la estabilidad de la tierra y la infinitud del cielo. Aquí se encuentra el Santuario de Nossa Senhora do Cabo, que celebra un culto inspirado en la leyenda de un hombre que vio una gran luz en lo alto del acantilado. La Virgen habría subido la empinada cuesta sentada a lomos de un asno. La leyenda se inspiró en las huellas de dinosaurio visibles en la ladera e interpretadas como las pisadas de un burro.

En el capítulo gastronómico, como debe ser, el pescado y el marisco son los reyes. En cuanto a entrantes y postres, destacan el queso y la tarta de Azeitão. Para acompañar, conviene tener en cuenta que esta tierra también es famosa por la calidad de sus uvas. Desde Moscatel hasta Bacalhôa o néctares José Maria da Fonseca, sólo tiene que elegir lo que mejor se adapte al momento.

¿Qué te parece? ¿Hemos cubierto suficientes lugares que visitar en Lisboa como para que se sienta preparado para hacer un viaje ahora mismo? Eso esperamos. Hay mucho más que disfrutar en nuestro país, así que le invitamos a ponerse en contacto para planificar su propio itinerario perfecto.

Nos encantaría ayudarle a ver lo mejor de Portugal.

Leave a Reply